PISO DE LOS 80

EL RETO:

El aspecto deteriorado de sus interiores nunca reformados a lo largo de estos años dificultaba mucho encontrar inquilinos y su precio bajaba cada vez más. Esta razón fue suficiente para que los propietarios hayan decidido hacer una inversión para reformarlo y darle un aspecto más contemporáneo. El objetivo principal era atraer nuevos clientes que se imaginaran viviendo en unos espacios actuales, cómodos y acogedores.

LA OBRA:

Las obras han consistido en la reforma integral de dos de las estancias más importantes en una vivienda que son el baño y la cocina. Además, la sustitución de las ventanas de madera por unas nuevas de PVC aportaba confort y aislamiento del exterior. Era imprescindible la mejora de los suelos de madera con el lijado de los barnices brillantes de la época y la aplicación de unos acabados satinados más modernos. Las pinturas de tonalidades neutras, suaves y elegantes dieron el toque final a las obras. Algunos muebles de madera de la vivienda se han conservado dándoles una nueva imagen  y se ha completado la distribución de las estancias con muebles y complementos de decoración de bajo coste.

Se combinan las imágenes de modo que pueda apreciarse completamente el potencial de este proyecto con un diseño elegante y un inmenso ojo para los detalles. Jugando con un diseño ligero, con la luz y con la mezcla entre lo antiguo y lo nuevo, las imágenes logran que los clientes potenciales sueñen.

El home staging emocional se refleja en los detalles y complementos de decoración finales. Al agregar pequeños toques personales como prendas de ropa, libros, comida, etc. esperando a ser usados o consumidos, logro crear un ambiente hogareño y muy acogedor.

· ¡El proyecto ha sido un éxito, alquilándose a mejor precio y en la primera visita! ·