EL TRAJE DE UNA VIVIENDA

EL DESAFÍO:

Los deseos específicos de la inmobiliaria han sido darle una renovación al piso para intentar venderlo cuanto antes. Por lo tanto, se decide aplicar las técnicas de home staging para conseguir más visitas y provocar el flechazo en futuras o futuros clientes.
El piso situado en un entorno urbano poseía un gran condicionante para el cumplir el reto. Las dos únicas dependencias de la vivienda que daban al exterior se abrían a un patio interior de una manzana de edificios, ocasionando estancias con poca luz natural y sin bonitas vistas al exterior. ¡Una buena estrategia de decoración era la clave!

EL TRABAJO:

Crear una vivienda nueva,  dejar volar la imaginación para crear una estética renovada y lograr así el objetivo. Las imágenes de interiores luminosos y decorados con mimo, plasman el ambiente cálido y acogedor de esta pequeña vivienda. Se ha conservado la distribución original del mobiliario, modificando elementos decorativos en beneficio de un estilo más eficaz para la configuración de un escenario contemporáneo. Las tonalidades oscuras de las maderas del mobiliario existente, necesitaban encontrar el equilibrio con texturas ligeras y colores neutros. ¡Había que confeccionar un traje a medida!
La necesidad de iluminar más los espacios se convertía en la preferencia. Para ello se incrementaron los puntos de iluminación y su eficiencia energética. 
Finalmente, se aplicó el home staging emocional, añadiendo elementos que evocaran una vida feliz en el piso para que cualquier persona pudiera imaginarse viviendo en él y para que generara el deseo de compra.

· ¡Una verdadera historia de éxito reflejada en la venta en menos de tres meses! ·